1. Fabricar jabón
Para fabricar jabón necesitararás: aceite vegetal El Cocinero, sosa cáustica, agua y una gran variedad de aceites esenciales para dotarlo de aromas. No olvides que primero deberás filtrar el aceite vegetal usado por si tuviera partículas. Podemos hacerlo con un embudo y un tamiz de malla fina que retenga los sólidos.

Este procedimiento es sencillo pero deberás protegerte con guantes de limpieza y protección para los ojos por el riesgo de salpicaduras con la sosa cáustica. El secado del jabón tomará su tiempo y por ello hay que tener un poco de paciencia, ya que podrá durar un mes, este jabón nos servirá para múltiples usos, desde lavar la ropa hasta emplearlo para las manos.

2. Hacer una pasta exfoliante
Para hacer un exfoliante corporal basta con usar café molido y aceite vegetal El Cocinero previamente filtrado para evitar partículas o impurezas, también podrás utilizar el café pasado que ya ha sido usado. Con ambos elementos en proporción, se preparará una pasta semi sólida que después podremos restregar por el cuerpo, para la cara, tendremos que contar con un mayor molido de los ingredientes para no lastimar la piel de la cara puesto que es más sensible que la del cuerpo, con esta pasta lograremos que nos quite la piel muerta. Luego con agua y jabón removeremos el empaste y aplicaremos crema hidratante.

3. Fabricar cremas hidratantes
Nos bastará con unas láminas de cera de abejas, un tarro y el aceite vegetal El Cocinero debidamente reposado y filtrado. Pondremos las láminas de cera dentro del tarro, rotas en trozos, y lo llevaremos a un baño maría para que la cera se funda. Una vez el conjunto haya alcanzado el punto de fusión, verteremos despacio el aceite a la vez que batiremos para que se emulsione la mezcla.

Cuando el tarro esté lleno, lo sacamos del baño maría, dejamos refrescar y lo metemos en la nevera para que se enfríe. Dependiendo de la proporción entre la cera de abeja y el aceite vegetal El Cocinero obtendremos una crema más o menos espesa.

FacebookTwitterGoogle+